Relatos de Terror, Cuentos de Miedo, Leyendas Urbanas

Como ayer…

Publicado por
|

Cuando volvamos a encontrarnos,
seguramente no podré mirarte a los ojos
como lo hice ayer;
cuando tomes mi mano nuevamente,
no podré apretar la tuya
como lo hice ayer.

Naciste para mí y yo nací para ti,
de eso no hay ninguna duda,
pero hoy no es el ayer
y tú te fuiste, y tú te fuiste

Cuando nuestro caminos vuelvan a enlazarse,
entonces bajaré la mirada y sonreiré
como lo hice ayer,
y un beso tuyo me volverá a la vida
como lo hiciste ayer

Tu amor es mi tesoro más grande.
Tu amor me transformó en quien siempre desee ser,
y es tu amor lo que me mantiene con vida
como lo hizo ayer

Entonces volveré sobre mis pasos
y te abrazaré con todas mis fuerzas,
miraré al cielo y agradeceré a DIOS,
mirare a tus hermosos ojos
y te besaré locamente
COMO LO HICE AYER.

Publicar un comentario

Usted debe estar conectado para publicar un comentario.

Como ayer…

Publicado por
|

Cuando volvamos a encontrarnos,
seguramente no podré mirarte a los ojos
como lo hice ayer;
cuando tomes mi mano nuevamente,
no podré apretar la tuya
como lo hice ayer.

Naciste para mí y yo nací para ti,
de eso no hay ninguna duda,
pero hoy no es el ayer
y tú te fuiste, y tú te fuiste

Cuando nuestro caminos vuelvan a enlazarse,
entonces bajaré la mirada y sonreiré
como lo hice ayer,
y un beso tuyo me volverá a la vida
como lo hiciste ayer

Tu amor es mi tesoro más grande.
Tu amor me transformó en quien siempre desee ser,
y es tu amor lo que me mantiene con vida
como lo hizo ayer

Entonces volveré sobre mis pasos
y te abrazaré con todas mis fuerzas,
miraré al cielo y agradeceré a DIOS,
mirare a tus hermosos ojos
y te besaré locamente
COMO LO HICE AYER.