Relatos de Terror, Cuentos de Miedo, Leyendas Urbanas

Darkness Revolution Capitulo 1.

Publicado por
|

Despertando en una pesadilla.

El joven abrió lentamente los ojos, tras un sueño largo, se sentó en el suelo de desgastadas tablillas llenas de polvo, la cabeza le estallaba, como si le hubieran dado un buen golpe para dejarlo inconsciente sin embargo no podía asegurarlo, no recordaba absolutamente nada, ni siquiera donde se hallaba o cómo había llegado allí, no recordaba ni su nombre, se levantó, y un tintineo metálico atrajo su atención, al cuello, llevaba una placa militar, que llevaba su nombre y un código de identificación, el joven tomó la placa y la leyó en voz alta:

-Desmond 48195570, primera brigada de operaciones especiales…

¿Que rayos quería decir eso? Eso era lo de menos, primero tendría que averiguar donde estaba, y quien era, muy probablemente, sería un lugar peligroso, necesitaba armas, ya que solo llevaba una camiseta de tirantes y un pantalón de tipo “cargo” de color verde otra cosa, si era soldado, ¿Qué hacía en un lugar así? Parecía un viejo hospital psiquiátrico, o por lo menos eso creía él, la construcción recordaba un cuarto de hospital, pero la falta de equipo medico indicaba que los trastornos que ahí se trataban era mentales y no físicos, ¿pero eso que quería decir? ¿Acaso el seria uno mas de los internos, o estaría allí por otra razón? Todo era muy confuso, nada parecía coherente, lo único que se le ocurrió en el momento fue levantarse, y ver el lugar, salir del cuarto donde se encontraba y explorar un poco, sin embargo al intentar abrir la puerta, esta no se movía, estaba trancada:

-Maldita sea- dijo Desmond dando un fuerte golpe a la madera.

Sin embargo, pronto algo atrajo su atención, una figura que caminaba de espaldas, pasaba por el pasillo frente a el arrastrando algo, el ser podía haber pasado por un humano, de no ser por su piel azulada, y llena de protuberancias, sus ojos de color granate, incluso en la parte que debería ser blanca, las extremidades, largas y retorcidas y los brillantes colmillos que sobresalían de su boca, por un segundo, Desmond se preguntó que seria lo que la criatura arrastraba con ella, hasta que la bolsa negra de basura se rasgó y de ella Salió una mano pálida, y rígida, al joven se le heló la sangre, ¡era un cadáver! La criatura volteó, y Desmond se agachó detrás de la puerta antes de que le vieran, ahora estaba convencido, aquel era un sitio peligroso, antes siquiera de pensar en salir, tendría que encontrar algo que le sirviera de arma, quien sabe si esa cosa era la única que ahí había, mejor no arriesgarse, empezó a revolver el cuarto, buscando cualquier cosa que pudiera servirle para defenderse, y pronto la encontró, debajo de la cama, había un bate de baseball con algunos clavos oxidados incrustados en la astillada madera, aquel bate debía de tener años allí, por suerte aun le sirvió a Desmond para romper el pequeño vidrio de la puerta y listo para enfrentarse a lo que fuera… menos para lo que le esperaba… frente a el, una espesa niebla oscura envolvía el suelo, horribles lamentos y gritos se escuchaban por todos lados, y el aire helaba los huesos, este sin duda era el peor lugar donde hubiera estado, aunque no recordaba mucho de su vida, la amnesia no se lo permitía, un chillido agudo se escucho a su espalda, y el volteo listo para el combate sin embargo al ver lo que había detrás de el, el alma se le cayo a los pies, frente a el, una espantosa criatura, parecida a un esqueleto al que alguien le hubiera vuelto a colocar la carne en ciertas zonas se levantaba pesadamente del suelo, en lugar de cabeza, tenia el cráneo descarnado de algún tipo de felino, y en lugar de manos, tenia dos afiladas cuchillas de hierro que parecían oxidadas y cubiertas de sangre, la horrenda bestia sacudió el cráneo que tenia por cabeza y volteo su mirada hacia Desmon, en lugar de dos cuencas vacías, sus ojos eran completamente blancos, el ser pareció soltar un gruñido gutural antes de lanzarse contra Desmon chillando horriblemente, Desmon le dio un golpe en el centro de la frente con el bate, el cual incluso se rompió en una nube de astillas usando todas sus fuerzas, sin embargo, el golpe que hubiera sido suficiente para partirle el cráneo a alguien, ni siquiera inmuto a la bestia, que solo miro a Desmon que se había quedado con el mango del bate en la mano, y volvió a chillar, Desmon salió corriendo en el sentido contrario a la criatura buscando algo con que defenderse, sin embargo, tropezó con algo que cubría la niebla y cayó dándose un fuerte golpe en la nuca contra alguna mesita del pasillo, aturdido y con la vista borrosa, vio como la criatura se acercaba a él chillando como loca, y cuando iba a lanzarse sobre él, una nube enorme de flechas lo abatió haciéndolo caer muerto al suelo, lo ultimo que escucho Desmon antes de quedar inconsciente fueron varios pares de pasos, y una voz femenina dulce y amable que decía:

-sigue vivo, tráiganlo…-

Publicar un comentario

Usted debe estar conectado para publicar un comentario.

Relatos de Terror

Todos los relatos que publicamos han sido enviados por nuestros usuarios, en muchos casos no podemos verificar que sean de su autoría por lo que te rogamos que si alguno de los escritos que aquí aparecen vulnera tu propiedad intelectual nos lo hagas saber por medio de este formulario.
Síguenos: Twitter | Facebook
Escalofrio.com - El portal del miedo y el terror Copyright © 2015 Escalofrio.com All rights reserved.