Relatos de Terror, Cuentos de Miedo, Leyendas Urbanas

Posesión

Publicado por
|

Esta historia sucedió en el verano de 2002 a unos amigos míos de toda la vida. He de decir que no viví la experiencia en persona, ya que cuando sucedió me encontraba fuera de la ciudad por vavaciones. Pero al volver me contaron lo sucedido y por las caras que pusieron al explicarme la historia pondría la mano en el fuego por ellos.

Era una cálida tarde de agosto, el sol estaba rabioso y picaba fuerte, así que Paco, Eva y Macarena decidieron romper con la monotonía y el aburrimiento improvisando una sesión de ouija en casa de Paco en la que sólo éste tenía algo de experiencia, aunque nunca había tenido éxito así que al principio no lo tomaron en serio. El ritual empezó, encendieron velas, se pusieron en círculo y todo lo que se suele hacer en estos casos. Cuando llevaban un rato y parecía que, como siempre, nada sucedía lo dejaron estar y dieron por acabada aquella sesión. Aburridos y decepcionados se pusieron a ver la tele. De pronto Macarena se empezó a encontrar mal, decía sentirse fatigada, le faltaba energía. También tenía frío, escalofríos recorrían todo su cuerpo, estaba empezando a ponerse pálida así que decidió ir al baño a mojarse la cara. Aún no había llegado que empezó a chillar, decía que algo la había empujado en el pasillo. Paco y Eva se preocuparon y fueron a calmarla. Le querían hacer entrar en razón, que lo que le pasaba era mera sugestión, producto de los nervios de haber hecho la ouija. Pero la cosa fue a peor, empezó a decir cosas que no tenían sentido, gritaba como si la estuvieran torturando. El pánico se había apoderado de la casa. Paco intentó sacar a Macarena del inmueble creyendo que así terminaría todo pero era imposible, estaba fuera de control. Macarena estaba ahora hostil con sus dos amigos, les escupía e insultaba, lo peor fue cuando Macarena, poseída, se encerró en el baño en un abrir y cerrar de ojos y empezó a destrozarlo todo. En un estado de terror absoluto, Eva decidió ir a pedir ayuda a la parroquia mas cercana pero fue repudiada y tratada como una lunática, prácticamente la echaron a patadas de allí. Al final Paco decidió llamar a una tía suya, médium y curandera. Ella a través del teléfono, les dijo que la única manera de arreglar aquello era acabando la sesión de ouija de la manera más ortodoxa posible, a todo esto Macarena seguía encerrada en el baño destrozándolo todo, chillando y dando golpes por doquier. Todo se arregló tras seguir las instrucciones de la tía de Paco. Macarena se puso bien y todo quedó en un susto para ella. Pero no todo acabó a gusto de todos, Paco se tuvo que mudar del piso ya que a partir de entonces tuvo experiencias poltergeist, sombras en mitad de la noche, objetos que cambiaban de sitio sin explicación y pesadillas nocturnas que hacía imposible vivir de forma tranquila como antes de la sesión.

PD. Macarena adelgazó muchos quilos aquel día, no se cuantos pero se quedó echa una calavera. Parece una historia de fantasía, pero fue real.

Publicar un comentario

Usted debe estar conectado para publicar un comentario.

Relatos de Terror

Todos los relatos que publicamos han sido enviados por nuestros usuarios, en muchos casos no podemos verificar que sean de su autoría por lo que te rogamos que si alguno de los escritos que aquí aparecen vulnera tu propiedad intelectual nos lo hagas saber por medio de este formulario.
Síguenos: Twitter | Facebook
Escalofrio.com - El portal del miedo y el terror Copyright © 2015 Escalofrio.com All rights reserved.