Relatos de Terror, Cuentos de Miedo, Leyendas Urbanas

Sacrificio anónimo

Publicado por
|

La voz artificial del ordenador central informatizado de última generación hacía eco en la liviana sala de control:
“Regreso de la expedición número tres.””Velocidad y órbita de la nave correctas.””Comenzando periodo de cuarentena.””Reanimando tripulación.””Reanimando especimenes.”
Según dictaba el protocolo, la primera cápsula de hibernación que se abriría era la del capitán, para que comprobara los datos de control, organizara la cuarentena y estableciera comunicación con la base central de la colonia Delta-1296. Pero la cápsula no se abrió.
El ordenador central, o como todos la conocían; Lila, enseguida detectó el fallo en el sistema de tracción magnética de la cápsula: “Fallo en el sistema de apertura de la cápsula de hibernación número uno.”
Dentro estaba el capitán Jok, intrépido, aventurero y duro desde su nacimiento. Cuando el gas de rehabilitación hizo su tarea Jok abrió los ojos de golpe, y sin apenas tomar aire resoplaba entre toses: “Joder…nunca…me…acostumbraré a éstos…trastos”. Un golpe seco de su puño por dentro de la tapa bastó para que el cierre de tracción magnética reaccionara y se acabara de abrir.
-¡¡¡LILA!!!…¡¡¿LILA?!!
-“Hola capitán. Siento mucho el fallo energético en la cápsula.¿Cuáles son sus órdenes?”
-Esto en mi época no pasaba. Despierta al resto de la tripulación y establece comunicaciones con la base.
-“Si capitán”

El resto de la tripulación estaba compuesta por el teniente Cárrasper, el médico de abordo, la subteniente Minka, especialista en misiones de captura, y el soldado raso Arím, el enchufado de abordo por su padre, que es alto funcionario de consejo de la colonia Delta-23.

Al abrir los ojos lentamente, Cárrasper vio como una figura anatómicamente perfecta se definía delante de él. Poco a poco aquella figura le puso suavemente una mano en el lateral derecho de la cara, y con el anverso de la otra le hacía tiernas caricias en la frente.
-Hola mi amor…
-…Minka…Amor mío… –Cárrasper también se puso a acariciarle la cara, muy despacio, suave, con toda la ternura que su mano mutilada en la última guerra le podía dar. Lentamente sus rostros se iban acercando. Desde el otro lado de la sala Arím estaba manejando la consola de control de las cápsulas de hibernación de especimenes a la vez que les miraba de reojo.
-Lila…¿El capitan sabe que ésos dos…?
-“Si soldado raso Arim, son sus viejos compañeros de batalla, cuando la colonia Delta-1296 luchaba por independizarse del Sistema Unificado.”
-…Pero…El protocolo dice que dentro de una nave de reconocimiento y exploración no se pueden mantener relaciones íntimas…Por lo de que entorpecería las investigaciones y eso.
-“Si soldado raso Arim””El párrafo diez Artículo…”-La voz de Arím la interrumpió de golpe.
-Ya, ya lo se…
A las espaldas de Arím se alzó de golpe una sombra enorme, fornida, que le agarró del hombro y le apretó con tanta fuerza que el pobre soldado no tuvo más remedio que arrodillarse de dolor.
-Pero hacemos la vista gorda ¿No?¿Soldado raso Arím?-Arím respondía con voz de dolor.
-…Si…Mi capitán.
-Acaba el proceso de descongelación de especímenes y prepáralos para la cuarentena.
-Reanimación.
-¡¿Cómo dice soldado?!…
-…Digo que los especímenes no están congelados, están hibernados…-A Jok se le agotaba la paciencia tratando con un joven tan insolente, así que puso su cara delante de la de Arím y apretó los dientes con furia.
-¡¡¡Limítate a contestar SI SEÑOR y punto…-Encolerizado, el capitán metió un puñetazo en la consola de control de las cápsulas de hibernación para enfatizar su autoridad.
-“Capitán ¿Confirma la evacuación de los gases de soporte vital de la cápsula de contención número uno?”

Arím se dio cuenta de que con el puñetazo, su rudo y tosco capitán había dado una orden sin querer en la consola de mando, pero los enrojecidos y rabiosos ojos del capitán se mantenían fijos en él.
-…Señor…
-¡¡¡SI SEÑOR!!! –Dijo el capitán en tono autoritario esperando que su cargo respondiera de igual manera.

En ese momento la nave se tornó roja teñida por las múltiples sirenas que sonaban a coro con la voz de Lila: “Emergencia en el subnivel dos””Ruptura de seguridad en capsula de contención uno””Estado de sujeto de estudio uno…Sin controlar”

Según el protocolo establecido, en caso de emergencia la tripulación adoptaría sus puestos de combate; en la consola de control central el teniente Cárrasper, puesto que en la última guerra perdió la mitad inferior de su cuerpo y estaba sujeto a un módulo de transporte y soporte vital. La subteniente Minka era la encargada del fuego de cobertura, el Capitán Jok y el soldado raso Arím se encargarían si fuera necesario del ataque directo. La tripulación también contaba por si fuera necesario la ayuda de dos módulos de combate cibernéticos autónomos, sólo para casos de máxima necesidad.

Rápidamente el equipo de contención se distribuyó en posición de ataque ante la puerta de acceso del subnivel dos. Jok juntó su espalda con la pared de al lado de la puerta.

-…”Lila”…”Proyecta imágenes del interior” –El capitán extendió el brazo y de su brazalete se proyectó en forma holográfica y tridimensional una bola negra en frente de su cara.- …”Lila pasa a visión nocturna”… En el acto la bola negra se aclaró y mostró imágenes de el interior de la sala en tonos verdosos.

El espécimen número uno era un ser impresionante. Bípedo, casi el doble de alto que ellos. De su piel parecían salir pequeños apéndices flexibles que parecían aguijones. Por su puesto, como la mayoría de los seres subdesarrollados tenía unas enormes fauces llenas de colmillos para atacar. Unas tremendas garras remataban unas extremidades superiores extrañamente articuladas. Una respiración profunda era acompañada de vez en cuando con una especie de grave y lento rugido. El espécimen número uno fue capturado cuando interactuaba con otra criatura. El informe preliminar del teniente Cárrasper decía que las unía una especie de vínculo mental y feromonal.

El sujeto número dos era cuadrúpedo, Cárrasper no descartaba que fuera la versión femenina del sujeto uno, ya que en el primer examen halló algo parecido a un útero en su interior. Aunque de menor tamaño, aquel ser poseía unas fauces aún más grandes, y tenía todo su cuerpo cubierto de apéndices largos y flexibles parecidos a los del sujeto uno. Ambos sujetos fueron capturados realizando algún tipo de ceremonia de cortejo o de relación social.

A través del holograma proyectado por Jok se podía ver como el sujeto de estudio uno intentaba forzar la puerta de la cápsula de hibernación del sujeto número dos. La subteniente Minka activó el canal de comunicaciones con la sala de control.

-“Cárrasper… ¿Estás viendo eso?”
-¡Minka! Creo que ese ser intenta liberar a la hembra…¿NO ES FANTÁSTICO?…Parece que sienten afecto el uno por el otro…-El Capitán Jok puso cara de sorprendido mientras miraba la holografía. La puerta de la cápsula parecía ceder como si nada ante la presión de aquellas garras.
-¡Rápido! Entremos antes de consiga reunirse con su querida.

En ese instante el grupo de asalto irrumpió en la sala con sus armas apuntando. Sujeto uno estaba de alguna manera sentado en el suelo al lado de Sujeto dos. Parecía comprobar si estaba vivo. Tan rápido como pudo Jok lanzó un impacto de energía al sujeto más grande, lo suficiente como para herirlo de gravedad y dejarlo fuera de combate. Sujeto uno salió despedido hacia atrás unos tres metros. Una mirada rápida del Capitán a la subteniente bastó para que Minka fuera a neutralizar al Sujeto dos antes de que se pasaran los efectos de los gases de hibernación. El pobre Arím se quedó paralizado al ver como había quedado la cápsula de hibernación de especimenes número uno. Reventada de dentro a fuera. Como si algo le hubiera explotado dentro.

Jok se acercó con cautela a Sujeto uno, que estaba tendido en el suelo produciendo sonidos muy desagradables. Algo iba mal, Jok empezaba a ver borroso y marearse. Una especie de sustancia irritante emanaba de la piel de Sujeto uno, que parecía paralizado, como luchando por moverse, pero estaba convencido de que la descarga que le propino debió por lo menos romperle la estructura ósea, si es que poseía.

Ambos sujetos parecían poseer atisbos de una primitiva cultura, ya que ambos lucían adornos corporales no integrados en su estructura. Algo brillante metálico parecía colgar de su cintura. Jock pensó que podría ser algún tipo de arma rudimentaria, así que con mucho cuidado alargó su mano para retirarlo del cuerpo, ya más tarde tendrían tiempo de estudiarlo.

Cuando los dedos de Jok alcanzaron el objeto, Sujeto uno cogió por el cuello al Capitán, rápido como una descarga de energía. Arím parecía dudar, ya que el cuello del capitán crujía como un cacharro viejo al romperse, pero desde lo más hondo de su ser y casi al instante descargó un impulso con su arma a las extremidades inferiores de Sujeto uno, el cual soltó al Capitán en el acto.
Sin pensárselo dos veces, Arím cogió el brazo de su capitán y se lo pasó por encima de su hombro mientras aquella criatura se retorcía y rugía de dolor en el suelo. Un instante después Minka propinó un grito de terror. Sujeto dos cercenó de un mordisco el brazo derecho de la subteniente a la altura del hombro. Ese ser si que infundía miedo, pero Arím, cargando con Jok, consiguió apuntar con una mano a Sujeto dos y le popinó una descarga en lo que parecía el costado.

Algo agarró con fuerza la mano de Arím, era Jok.

-Arím. Déjame aquí. Rescata a Minka y Cárrasper y huid de la nave.
-…Pero…¡Capitán!
-¡Es una orden soldado!¡Demuestra a la flota lo que vales!- A Arím le empezaron a correr lágrimas por la cara.
-¡Señor!¡Si Señor!.

Mientras Jok esbozaba una sonrisa de apego, Arím corrió hacia donde estaba Minka, contorsionada por el dolor, pero justo antes de que llegara, Sujeto dos se abalanzó sobre ellos entre rugidos de ambas bestias, y justo antes de que el soldado recibiera el impacto, Jok interceptó en el aire al ser con el arma. Arím no se detuvo. Cogió a Minka en brazos, que en ese momento parecía que no pesaba nada, y salió por la puerta de la sala de hibernación. En ese momento, Sujeto uno levantó en vilo al capitán de nuevo por el cuello.

-…Que…te…jodan…maldito.

Las garras de sujeto uno atravesaron el cuerpo del capitán como si de aire se tratase. Cárrasper no daba crédito a lo que veía a través de su proyección holográfica. Una voz le sobresaltó de repente.

-“Teniente Cárrasper, ahora usted tiene el mando”.
-…Eeemmm….Ssssi…¡Lila!.-Cárrasper volvió en si al ver en otra holografía a Arím que llevaba en brazos a su amada.
– ¡Lila!Suelta los cyborg, trae de vuelta a la subteniente y al soldado, y prepara las naves de evacuación.

-“Teniente, la subteniente y el soldado ya están en el pasillo central hacia la sala de control. No puedo preparar las naves de evacuación.” “Fallo en el subsistema energético uno””Fallo en el subsistema energético dos”Fallo en el subsistema energético tres…”

Una holografía se proyectó de manera automática sobre la consola de mandos. Sujeto uno estaba atravesando las paredes con su cuerpo como si estubieran hechas de antiguo papel vegetal. Sujeto dos estaba como loco arrancando trozos de pared con las garras y las fauces precisamente donde se encontraban los conductos de traslado de energía, que eran huecos, y Sujeto uno remataba el trabajo golpeando con su cuerpo.
Cárrasper debía de reaccionar. Si los seres seguían atravesando paredes y galerías a ese ritmo interceptarían a Minka, pero por otro lado, sin las cápsulas de salvamento disponibles, no podrían escapar, y la nave seguiría el protocolo de emergencia y deltarizarían en la base, dejando a esos seres vivos. No se podía arriesgar, aquellos seres se podrían reproducir en su planeta y extinguir a todos los murdebs que lucharon por su independencia del sistema unificado. Cárrasper se miró su mano mutilada.

-No más muertes innecesarias. Minka…te amo.

Cárrasper colocó su mano izquierda en la parte posterior de su espalda, media en la máquina que le daba la vida, y la otra media donde acababa la carne. En ese sitio es donde debería tener su corazón si la última maldita guerra no le hubiera dejado esas terribles secuelas. Por sus hombros chorreaban lágrimas. Con su mano derecha se frotó los laterales de la cabeza para secarse los ojos, que no podrán olvidar nunca en el espacio a su amada, convertidos los dos en una estrella de neutrones y polvo estelar.

-“Comienza la subrutina de autodestrucción”.”Ha sido un placer servir a vuestro lado”.”Comenzando proceso de auto-compresión gravitatoria””Último mensaje reportado por el ordenador central informatizado de última generación, o como vosotros me llamáis: Lila”

En menos de un segundo, la nave se replegó sobre si mima tantas veces que se quedó reducida a una estrella de neutrones tan pesada que atrajo polvo estelar formando una espiral que refractaba la luz de las estrellas, y lejos, muy muy lejos, en un poste de la luz, normal y corriente, una joven grapaba un papel. Cuando se retiró se podía ver en él una imagen mal fotocopiada de un joven sonriente que acariciaba a su perro. Debajo se podía leer: ¿Alguien ha visto a mi marido?

Publicar un comentario

Usted debe estar conectado para publicar un comentario.

Relatos de Terror

Todos los relatos que publicamos han sido enviados por nuestros usuarios, en muchos casos no podemos verificar que sean de su autoría por lo que te rogamos que si alguno de los escritos que aquí aparecen vulnera tu propiedad intelectual nos lo hagas saber por medio de este formulario.
Síguenos: Twitter | Facebook
Escalofrio.com - El portal del miedo y el terror Copyright © 2015 Escalofrio.com All rights reserved.